Seleccionar página

¿Sabías que los árboles también adquieren virus como los humanos?

Esta vez hablaremos de un tema no muy común pero importante para nosotros, en la preocupación de la UNAC y nuestro compromiso con el cuidado del medio ambiente, nos dimos a la tarea de investigar las enfermedades más comunes que sufren los árboles, como las podemos identificar y les dejamos algunos consejos para que nuestros amigos puedan tener una recuperación de lo mejor posible.

Detectar a tiempo cualquier enfermedad en cualquier especie es de suma importancia, también en nuestros arbolitos además de las plagas, pueden adquirir enfermedades y virus que les pueden estar quitando su calidad de vida, la mayoría de las enfermedades que estos tienen son presentadas por hongos, pero en ocasiones también pueden ser por diversas bacterias y virus. Vamos a dividir según los factores que ocasionan estos problemas, enfermedades, insectos y daños por condiciones climáticas.

Enfermedades de Raíz

Podemos revisar la raíz de nuestros arbolitos, se presenta con disminución de crecimiento en la parte terminal del árbol, manchas oscuras de forma irregular en el centro, pequeñas masas blancas en la corteza, cerca del nivel del suelo. Hay que revisarlas muy bien para poder localizar estos síntomas. Se pueden presentar después de una tala o corte de arboles cercanos, arboles plantados cerca de los tacones dejados por alguna tala.

Pudrición de la raíz por Phytophthora

Los síntomas mas fáciles de revisar es el crecimiento reducido de los árboles, colores más débiles, pudrición de las raíces, lesiones y savia en la base de los árboles, ramas muertas, pero siempre comenzando en la base. (Phytophthora, es un patógeno que provoca marchitez, decadencia en los frutos y las raíces es muy común encontrarla. Las altas temperaturas y el exceso de agua en el suelo favorecen su desarrollo). Hay que buscar en áreas bajas con agua acumulada a suelo muy mojado, otra forma de presentarse es después de una sequía.

Problemas de insectos

En ocasiones los insectos pueden afectar el crecimiento de los árboles, mediante la extracción de su sabia, también pueden propagar algunas enfermedades vegetales. Los insectos pueden clasificarse en tres categorías de acuerdo con su forma de alimentarse: masticadoras, chupadores y barrenadores. Cada insecto tiene patrones de daño distintos y es más sencillo identificar al culpable.

Masticadores: estos se comen los tejidos de las plantas, las hojas, las flores, yemas y brotes. Uno de los ejemplos más sencillo son los escarabajos y sus larvas, gusanos de seda, polillas orugas y muchos otros grupos de insectos. Los daños que dejan ayudan a identificar el tipo de plaga.

Chupadores: estos insectos insertan su pico en los tejidos de las hojas, brotes, flores, frutos y chupan el jugo de las plantas. Algunos de ellos son las chinches, pulgones y saltarillas. Estas se notan por la falta de coloración en las plantas.

Barrenadores: Estas plagas atacan directamente la corteza del árbol en la etapa de larva, después matan las ramas pues los más adultos se alimentan de ellas, mientras los huevos dan origen las larvas taladran el tallo, los huevos se ponen debajo de la corteza del árbol.

Daños por condiciones climáticas.

Los daños mas comunes es que las hojas de los arboles cambian de color o se quemen por las temperaturas muy extremas, por ejemplo, un clima muy frio o muy caliente. También cuando existen temporadas de sequias los arboles sufren de enfermedades, no crecen de la manera correcta y mueren

Promociones Especiales