Seleccionar página

Todos los días se genera información que se multiplica cada segundo de manera exponencial y se renueva antes de que puedas darte cuenta, cada día hay tecnología desarrollándose y pareciera que es una carrera de tiempo para conocer y usar nuevas tendencias, tecnologías y herramientas.

 En el mundo de la Educación esto no es diferente, la gestión del conocimiento se ha convertido en una herramienta muy valiosa, la digitalización e implementación de nuevos modelos educativos obligan, tanto a docentes como a alumnos, asumir de manera rápida y constante nuevas habilidades y conocimientos.

«Los analfabetos del siglo XXI no serán quienes no sepan leer o escribir, sino los que no sean capaces de aprender, desaprender y reaprender» decía Herbert Gerjuoy, citada por Toffler en El Shock del futuro.

El concepto de lifelong learning podría traducirse como: “aprendiendo a lo largo de la vida” o “aprendizaje/educación permanente”, como su nombre indica consiste en aprender durante toda la vida ajustando los conocimientos y habilidades las necesidades actuales, este paradigma puede llevarse de muchas formas, desde programas educativos formales hasta cursos informales y aprendizaje social informal.

Tanto la información formal e informal, implica iniciativa propia de asumir el desafío del aprendizaje continuo, Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial en el informe Future of Jobs 2018, menciona: “Es fundamental que las personas adopten un enfoque proactivo para su propio aprendizaje permanente. Además, las empresas y los gobiernos deben apoyar activamente a la fuerza laboral en el aprendizaje y el desarrollo de habilidades. La automatización y la inteligencia artificial generarán prosperidad y millones de nuevos puestos de trabajo, pero hasta 375 millones de personas en todo el mundo necesitarán cambiar de categoría ocupacional y mejorar sus habilidades durante la transición”.

Las personas deben poder desafiarse a sí mismos para obtener nuevos conocimientos, ideas y habilidades. El aprendizaje debe ser flexible, bajo demanda y continuo. La actualización puede ayudarte a mejorar tu vida profesional y personal, he aquí unos ejemplos de los beneficios del Lifelong learning: 

  • Mejora el desempeño, también impulsa a ser más creativos y disruptivos.
  • Perfil atractivo, tendrás más opciones de crecer profesionalmente con un perfil atractivo para el mercado laboral actualizado.
  • Adaptabilidad, obtendrás mayor facilidad para adaptarse a los cambios y para comprender mejor el mundo que viene.
  • Mayor motivación, la búsqueda de aprendizaje traerá consigo mayor reconocimiento en forma de certificaciones, grados de estudios y/o licencias, esto te mantendrá motivado al llegar a grados de especialización.

Las posibilidades que ofrece  el lifelong learning en materia de formación son múltiples gracias a la irrupción de innovaciones tecnológicas y educativas de la mano del internet.

El futuro es para quien aprende de por vida.