Seleccionar página

El mundo radicalmente ha cambiado constantemente, y en el mundo de los negocios actualmente miles de ellos en crecimiento y por tanto; los consumidores están comprando productos de todo tipo, diferentes lugares. En actualidad se puede encontrar y enfrentar con restricciones en los mercados, compitiendo constantemente contra factores como el desempleo, elevación de precios en los productos, surgimiento de nuevos empresarios, los cuales la dispersión de las carteras de productos es más diversificada, con ello la nuevas incursiones en las nuevas formas de emprendimiento a niveles corporativos, estratégicos y globales ha estado cambiando.

En los últimos 20 años las ventajas competitivas que se venían manejando a través de los medios impresos para crear nuevas oportunidades para crecer en el ámbito empresarial, lo que para muchas empresas, en especial para las pequeñas y medianas empresas, buscan nuevas formas por las cuales mejorar y lograr entrar a los mercados de forma más competitiva.

En la actualidad, el margen de error en la formulación e implementación de un plan estratégico es cada vez menor, esto debido a los cambios recientes en la administración de las empresas, lo  que permite que el desarrollo de la administración estratégica sea cada más ad hoc a las necesidades de la organización.

¿Cuáles son los problemas que los empresarios han enfrentado en la conformación, implementación y desarrollo de estrategias para desarrollar la ventaja competitiva?, pues con la administración estratégica considerada como herramienta para el desempeño permite lograr estrategias.

La principal razón del por qué sirve el empleo de estrategias en las empresas, pues con ella se determina el éxito o fracaso de la organización, otro factor es que siempre encuentra constantes cambios, al implementar las herramientas que permiten evaluar las estrategias y los factores internos y externos que presenta las organizaciones.

Existen características que ayudan al desempeño de las empresas, como la reducción de gastos, mejorar las relaciones laborales, a través de la coordinación del trabajo y la división, que permitan el cumplimiento de los objetivos.

Las fases que destacan a la administración estratégica es la formulación de la estrategia, la implementación de la misma y como tercera la evaluación, están diseñadas para lograr una armonía integral entre las actividades que desarrolla la empresa dentro y fuera de la misma.

La fase de diseño o formulación permite establecer una análisis comparativo de los factores internos y los factores externos por medio de las matrices EFI y EFE, las cuales ayudarán a dar mayor peso significativo a cada uno a fin de diseñar, construir el análisis FODA estratégico para las organizaciones, sin descuidar la construcción de la matriz de competencia, con el firme propósito de identificar la posición en el mercado.

Con esto hace que la empresa inicie una etapa de reconocimiento sobre cuales podrían convertirse en estrategias y cómo lograr un diferenciador con el resto de las competencias, puesto que, la misma dinamicidad con la que la empresa desarrolla mejores estrategias que ayudarán a lograr la segunda fase la de implementación.

Para lograr esta fase es necesario hacer la evaluación de la estrategia a implementar a través de la matriz cuantitativa de planeación estratégica (MCPE) en sus siglas en inglés, a través de su propia metodología permite identificar cuál de las estrategias está mejor evaluada para su implementación.

Es necesario que se identifique el mercado y la industria a la que pertenece la empresa, ya que existen empresas que no solo localmente se encuentra en crecimiento sino que también con dimensiones globales, lo que permite establecer barreras de entrada ante otros mercados extranjeros.

Una de las características principales es la medición del mercado en términos de la industria esto permitirá evitar menos errores al momento de la implementación, cuidando el diseño de los indicadores pertinentes con relación a la estrategia trazada.

Para ello es recomendable entrar en la tercera fase que es la evaluación, como toda forma de implementar las empresas se deben de preocupar por el logro y el alcance de las estrategias implementadas, diseñando mediciones e indicadores que permitan establecer criterios de buen control.

Para esta etapa es necesario la creación de cuadro de mando de control integral conocido como el Balanced Scarecord (Kaplan & Norton, 1994), herramienta que plasma lineamientos en los cuales las empresas deben de considerar para dar un seguimiento, en el se plasma los KPI´s que son indicadores de medición constante que permite hacer evaluaciones y actuaciones ante las organizaciones, a través de perspectivas financieras, de clientes, procesos internos y de potenciales.

Este cuadro de mando integral, permite gestionar un sistema de información de apoyo para la toma de decisiones en la empresa, haciendo mediciones de acciones correctivas oportunas, logrando esto conformar lo que se conoce como Plan Estratégico.

¿Y tú estás buscando la ventaja competitiva?, ¿Quieres los beneficios de la administración estratégica? ¿Qué esperas para su implementación?

Dr. Cruz Osbaldo Sanchez Figueroa