LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LA ABOGACÍA | Universidad de las Américas y el Caribe
Seleccionar página

La crisis del COVID-19, ha tenido un fuerte impacto en la economía a nivel global y en prácticamente todos los sectores económicos. El sector legal no es una excepción. Los despachos de abogados han tenido que adaptarse a la situación, adoptar medidas de teletrabajo, modificar sus sistemas y procesos, y enfrentarse a la paralización de los juzgados mientras continúan con un elevado volumen de asuntos y un sustancial aumento de casos laborales, familiares y mercantiles por mencionar algunos.

Por lo anterior es que los próximos lideres en el derecho serán los que sepan a donde va el mundo digital, ya que es de vital importancia tener conciencia de la cultura digital para poder generar un nuevo talento diferencial.

La crisis del COVID-19, ha tenido un fuerte impacto en la economía a nivel global y en prácticamente todos los sectores económicos. El sector legal no es una excepción. Los despachos de abogados han tenido que adaptarse a la situación, adoptar medidas de teletrabajo, modificar sus sistemas y procesos, y enfrentarse a la paralización de los juzgados mientras continúan con un elevado volumen de asuntos y un sustancial aumento de casos laborales, familiares y mercantiles por mencionar algunos.

Esto quiere decir que en México y en todo el mundo nos enfrentamos a los siguiente cambios:

  • Nueva relación con el cliente. El cliente ha cambiado mucho. Hoy es un cliente mucho más preparado y formado, busca un servicio que entienda su negocio y le añada valor, ademas debemos de concientizarlos que ya no será tan frecuentes las asesorías en la oficina sino ahora mediante aplicaciones como ZOOM, Skipe, Meet, Google Duo por mencionar algunos.
  • Apostar por la digitalización. Es la gran deuda pendiente de los abogados pero ya no hay excusa. No basta ya con tener una web y un sistema de CRM. Hay que apostar por la digitalización y las legaltech (robot-lawyer, blockchain y inteligencia artificial).
  • Trabajar la reputación de tu negocio. Es el momento de trabajar el Marketing Jurídico y ofrecer un valor diferencial. Los abogados que quieran entrar y crecer en una firma de abogados deberán aportar además de su experiencia legal, capacidad comercial y conocimientos en marketing de contenidos. Debe involucrarse en la proyección de marca del despacho.
  • Existe un cambio radical en los honorarios. “Ya que con un tipo de crisis como esta, nuestros clientes no tienen dinero para cubrir la prestación de estos servicios profesionales, y pedirán plazos o descuentos, ya que aun más se prostituirá la profesión de la abogacía. No dudo que exista trabajo jurídico, pero lo que no existe en estos tiempos es la liquidez de los clientes.
  • Las grandes firmas tienden a compactarse. Los grandes despachos de México, Guadalajara y Monterrey se dieron cuenta que pueden funcionar con menos personal, y que pueden funcionar sin instalaciones lujosos y más pequeñas, la supresión de este tipo de servicios también afectaran en el cobro de honorarios ya que el 50% de las ganancias del abogado es por darle seguridad, glamour y reconocimiento al cliente. Y se puede trasladar el costo de la oficina al hogar que quiero decir con esto “la tendencia del home office.
  • Quebrar para reestructurar. Muchas firmas tendrán que hacerlo ya que sino se adaptan a las nuevas tecnologías o tendencias estarán fracasados a perder más cliente, deberán refundar un nuevo despacho.
  • Ramas del derecho en las que existen oportunidades: ciber seguridad y delitos informáticos, protección de datos personales, propiedad intelectual, derecho corporativo, derecho fiscal y tributario.


Dr. Rogelio Pimentel